Ante todo honestidad

27 03 2013

PR08_GLASS_270313_ALEJANDRO TECLES

El rigor de las informaciones y la veracidad de las fuentes son dos de las reglas básicas e inquebrantables del periodismo. Estas normas fueron violadas por Stephen Glass, el protagonista de la película basada en hechos reales El precio de la verdad  (Shattered Glass)(2003) que interpreta Hayden Christensen y dirige Billy Ray.

“El periodismo está lleno de fantasmas, de fanfarrones, de imbéciles. Están siempre vendiéndose, negociando los contactos, intentando parecer más importantes de lo que son. Lo bueno es que estos periodistas te ayudan a destacar”. “El periodismo es el arte de captar el comportamiento. Averiguo lo que a la gente le conmueve o le asusta, de este modo son las personas las que cuentan la historia, este tipo de artículos también puede ganar premios Pulitzer”. Estas palabras con voz en off de Glass sirven para dar el pistoletazo de salida al largometraje.

Stephen Glass podía presumir en 1998 a sus tan sólo 24 años de trabajar como periodista en una de las revistas más prestigiosas y elitistas de Estados Unidos: The New Republic donde relataba los sucesos que había presenciado. Al tratarse de situaciones que sólo había presenciado él como periodista, las fuentes de estas noticias eran las propias, de este modo conseguía esquivar los sistemas de verificación de datos.

Stephen Glass

Las primeras sospechas sobre datos irregulares en las publicaciones de Glass se dieron en el artículo “Spring Breakdown”,  pero fue el medio online Forbes quien destapó el escándalo a raíz de “Hack Heaven” donde Stephen Glass describía en primera persona en el contexto de una convención de hackers en Las Vegas, la reunión de un pirata informático de 15 años con representantes de Jukt Micronics, importante compañía de software. En ella se le ofrecía el puesto de jefe de seguridad de la empresa, además de aceptar sus chantajes.

El periodista de Forbes Adam Pennenberg fue el que descubrió la falsedad del artículo al comprobar que no existía la empresa de software Jukt Micronics ni el hacker quinceañero y que no podía celebrarse una convención en el hotel de Las Vegas que se nombraba en el artículo, además de otras falsedades e inexactitudes. Esto supuso el despido fulminante de Stephen Glass.

El artículo de Adam Pennenberg publicado el 10 de mayo de 1998 provocó la carta de disculpa de The New Republic al mes siguiente en la que señalaba que de los 41 artículos publicados por Glass en la revista, 27 eran parcialmente o totalmente inventados.

Adam Pennenberg descubrió el Caso Glass

El papel de internet resultó fundamental para comprobar la invención de los datos y las fuentes de Glass. En 1998 con una red todavía incipiente, muchas redacciones no tenían acceso a internet y evidentemente su mentalidad era cien por cien print. Esto suponía que en casos como el de Glass, sus artículos pudieran pasar por el filtro de los encargados de verificar los datos.

Tenía que ser un medio nativo online el que destapara la caja de los truenos: la revista Forbes. El artículo de Adam Pennenberg que denunciaba el caso supuso un paso adelante del periodismo en internet y una declaración de intenciones de lo que suponía la red en el mundo del periodismo, Stephen Glass fue la primera víctima.

Pennenberg y su equipo se encargaron en un primer lugar de comunicar al director de The New Republic, Charles Lane sus averiguaciones sobre el caso mientras este les pasaba los números de teléfono y las cuentas de los protagonistas de Hack Heaven. Una vez los periodista de Forbes van demostrando la falsedad de estos números y cuentas queda patente la ficción del relato de Glass.

Este caso puso en cuestión la veracidad de los medios como The New Republic, una revista que contaba con una elevada reputación. Otro periódico de EE.UU. que contaba (y cuenta) con un gran prestigio como es The Washington Post también cayó en la trampa, la historia de Jimmy escrita por Janet Cooke y que le valió un Pulitzer también resultó ser falsa.

Es en ámbito del periodismo deportivo donde suele existir menor rigor informativo, es frecuente encontrar noticias falsas y declaraciones tergiversadas o hasta inventadas. Un ejemplo de esto se da en artículos como este de Diego Torres, periodista encargado de cubrir la información del Real Madrid para El País.

Se puede hacer buen periodismo con rigor y verificación desde cualquier medio, sea local, tradicional o nacional. Lo que importa no es el medio sino la honestidad del periodista.

Las conclusiones que se extraen del Caso Glass y lo que supone para el periodismo son:

– La autenticidad  de fuentes y el rigor y veracidad de la información bajo cualquier circunstancia. Es lo que diferencia al periodista del narrador.

–  Una revisión más exhaustiva por medio del periódico, no sólo para localizar erratas e inexactitudes sino también para comprobar que los datos que ofrece el periodista y sus fuentes son verídicas.

–  No anteponer el lucimiento personal antes que la honestidad profesional. A Stephen Glass, quizá debido a su juventud, le gustaba sentirse admirado por sus compañeros de redacción y por su ex director Michael Kelly, y siempre escribía artículos cada vez más estrambóticos para continuar siendo el centro de atención.

–  Siempre hay que recoger fotografías o vídeo para demostrar la veracidad de las informaciones. Este fue el gran punto débil de sus publicaciones, especialmente de Hack Heaven, no contenía imágenes.

–  Stephen Glass decía en la película que: “Un gran director lucha por los suyos, por sus  redactores”, esto debe ser así pero hasta cierto punto. Él se aprovechaba de la indulgencia de su anterior jefe, Michael Kelly para publicar sus artículos. La confianza que le procesaba se destrozó como un cristal.

Anuncios







Grupo 29

Producción Periodística

PRODUCCIÓN PERIODÍSTICA

BLOG DOCENTE UMH / GRUPO 32 / 2012-2013

PRODUCCIÓN PERIODÍSTICA

BLOG DOCENTE / GRUPO 26 / 2012-2013

Grupo 25

El grupo 25 de producción UMH

UnderCàmera

Producción Periodística UMH / Grupo 24

231213produccionumh

Blog docente UMH / Grupo 23 / 2012-2013

GRUPO 22

Producción UMH 12/13

Producción Periodística Grupo 21

Blog docente UMH / Grupo 21 / 2012-2013